arrow-leftarrow
Contact
Aqua

Virbac-Centrovet por autovacunas: “Los resultados son muy interesantes”

Chilean press
27 of May 2019

El gerente general de la compañía destaca los avances para disminuir la utilización de antimicrobianos en la salmonicultura nacional.

En los últimos años, la industria del salmón de Chile se ha puesto como objetivo reducir el uso de medicamentos, lineamiento que se evidencia con proyectos como Pincoy y el reciente compromiso por disminuir en 50% la utilización de antibióticos.

Lea >> SENA: Chilenos se comprometen a reducir a la mitad el uso de antibióticos

Lea también >> Consumo de antibióticos muestra importante reducción en 2018

Pero esa reducción en la cantidad de antimicrobianos debe ser consecuencia de un trabajo constante, extenso y que involucre a todos los actores del rubro, desde los gerentes generales, equipos técnicos, operativos y en particular al equipo de salud de las empresas.

En ese marco, AQUA dialogó con el gerente general de Virbac-Centrovet, David Farcas, para conocer el papel que está cumpliendo la compañía en la búsqueda de dicho objetivo.

¿Cuál es el rol de la industria farmacéutica, y puntualmente de Virbac-Centrovet, en esta labor de disminuir el uso de medicamentos en la producción de salmónidos en Chile?

Esta preocupación es el foco central de nuestro trabajo, en particular de nuestro equipo de Investigación y Desarrollo (I+D). Es así como el foco en los años recientes ha estado en desarrollar vacunas para las diferentes patologías que existen en el país, siendo hoy el laboratorio que entrega el mayor número de dosis de vacunas para salmónidos, lo que ha sido un logro muy importante. Sin embargo, está claro que es necesario hacer más.

Por esto, con esa misión, desde hace algunos años es que estamos enfocados en trabajar en cómo entregar nuevas y mejores herramientas a la industria, incluyendo validaciones a nivel experimental en campos de seguridad, eficacia y medio ambiente.

Concretamente, el foco ha estado en el desarrollo de autovacunas, nuevos fármacos y productos naturales.

¿En qué consisten esas autovacunas?

Un ámbito de trabajo muy importante ha sido el desarrollar nuevas estrategias de vacunación, pensando en vacunas autógenas, que son vacunas taylor-made, es decir, soluciones a la medida pensando en patógenos emergentes, como BKD (enfermedad bacteriana del riñón), StreptococcusAeromona y Tenacibaculum.

Más en detalle, las autovacunas permiten entregar una respuesta rápida, a la vez que utilizan aislados únicos para el centro de cultivo, por su temporalidad y origen. Es una muy buena estrategia frente a nuevos patógenos, o bien cuando los patógenos mutan. Esto es muy usado en países como Estados Unidos.

Más allá de la teoría, ¿cuáles han sido los resultados productivos?

Podemos confirmar que los resultados son muy interesantes, y vemos un gran potencial. Además, nos han permitido ganar experiencia en el desarrollo de estrategias posibles para enfrentar, con el mismo dinamismo, productos con aislados específicos de patógenos conocidos, como BKD. Estamos siguiendo una estrategia similar para SRS (Septicemia Rickettsial Salmonídea).

¿Qué otros fármacos han estado desarrollando?

Hoy tenemos dos nuevos medicamentos inyectables con registro SAG (Servicio Agrícola y Ganadero) para salmones, como oxitetraciclina 5% y florfenicol 10%, y esperamos en el muy corto plazo -antes del término del primer semestre- tener un tercero basado en una nueva molécula que ha mostrado resultados excepcionales para enfermedades bacterianas. Y esta es una innovación a nivel mundial, sin duda.

Sucede que el uso de medicamentos inyectables no es una estrategia simple, pero es una manera muy eficiente de reducir el uso de antibióticos, en particular si los registros sanitarios tienen una indicación específica para salmones.

¿De qué manera trabajan con los productores?

Estamos trabajando con nuestros clientes en disminuir la cantidad de antibióticos usados en el tratamiento oral. Específicamente en el caso de florfenicol, hemos logrado bajar el consumo usado en terreno, y esperamos apoyar a nuestros clientes a lograr disminuciones aún mayores.

Recientemente, publicamos los resultados de una prueba que muestra que vía micronización de todos los ingredientes usados en la formulación del antibiótico es posible obtener resultados muy satisfactorios en este ámbito, incluso en las cepas poco sensibles a este fármaco. Esto muestra que productos farmacéuticos con igual fórmula pueden ser de hecho muy distintos en su desempeño, como es el caso del florfenicol.

¿Qué evaluación realizan de Pincoy?

Localmente, el proyecto Pincoy ha mostrado resultados muy interesantes en la disminución de medicamentos, mejorando las prácticas asociadas. El objetivo de reducir el uso de antibióticos mediante una visión holística del problema de SRS es sin duda una base sólida para llegar a buenos resultados, y pensamos que está siendo desarrollado por los líderes adecuados de la industria.

Además, es un gran ejemplo de un trabajo colaborativo entre empresas salmonicultoras, alimentos, genética y la industria farmacéutica. Y estamos convencidos que va a continuar mostrando resultados muy notables. Es un ejemplo que ojalá sea imitado, porque los resultados son muy alentadores.

¿Se contemplan productos naturales en el desarrollo de los nuevos fármacos?

Un tercer ámbito de trabajo ha sido el desarrollo de estrategias no convencionales farmacéuticas, tendencia a nivel mundial que en salmones están mostrando resultados muy notables. Y creemos que hay un gran potencial para que se consoliden como herramientas claves en la disminución del uso de antibióticos y formen parte de una estrategia de prevención.

¿Pretenden reemplazar el uso de fármacos?

La idea no es reemplazarlos, sino que reducir el uso vía una mejor condición general del pez. En este ámbito estamos trabajando en el desarrollo de estrategias de prevención de patologías en base a productos o derivados naturales que, al no ser medicamentos convencionales farmacéuticos, están exentos de problemas de residuos en la carne y en la piel. Además, son amigables con el ambiente y seguro en la especie de destino (salmónidos). Los resultados que hemos visto son muy promisorios. Estamos logrando los objetivos.

¿Cuál es la experiencia en terreno de esto?

Todas estas estrategias deben ser validadas en terreno, considerando las realidades prácticas y logísticas, y las muchas variables que nuestros clientes deben controlar en la gestión sanitaria de los peces. No creemos que el camino es fácil, pero son sin duda estrategias que nos van a marcar la diferencia como industria. Tenemos la ventaja de tener clientes muy sofisticados en aves y cerdos, con los que hemos logrado muy buenos resultados en estos ámbitos. La oportunidad resulta al cruzar experiencias exitosas entre clientes de clase mundial.

En Virbac-Centrovet somos unos grandes admiradores de la industria salmonicultora chilena, y tenemos un compromiso de muy largo plazo con nuestros clientes. Nuestro objetivo es que nuestra salmonicultura se destaque en todos los ámbitos en el plano mundial, y en particular en el sanitario.

Ver la noticia aquí